El Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN), que impulsa los proyectos de la Universidad Europea del Atlántico, ha completado el proyecto SOSeas que está relacionado con la prevención de riesgos de ahogamiento en las costas, y lo ha presentado en la prestigiosa feria Copernicus Marine Service.

Este proyecto comenzó en el año 2019 en colaboración con el Instituto de Hidráulica Ambiental (IHCantabria), dentro del programa Copernicus Marine Service, que es el componente marítimo del programa Copernicus de la Unión Europea. Se trata de una iniciativa que proporciona información autorizada gratuita sobre el estado de los océanos con el objetivo de promover y apoyar el crecimiento y la innovación en el área oceanográfica, así como impulsar la “Economía Azul” en todos los sectores marítimos.

SOSeas es un proyecto europeo cuyo principal eje gira en torno a la reducción de los ahogamientos y los accidentes en los espacios acuáticos mediante la provisión de una herramienta de evaluación para predecir el riesgo dinámico de ahogamiento en las playas. La iniciativa cuenta con el desarrollo de una aplicación en la que el público puede consultar el estado de las playas, en lo que respecta a las condiciones de las olas, el viento, las corrientes o las banderas que advierten a los bañistas.  En el siguiente enlace se puede encontrar más información sobre el desarrollo del proyecto y sus objetivos:

Web oficial del proyecto SOSeas

El proyecto quedó completado en noviembre de 2020 y en el mes de enero de 2021, CITICAN participó con SOSeas en la asamblea general de Copernicus Marine Service, que quedó convertida en una feria online. Entre las principales intenciones que persigue esta idea está la difusión y visibilidad de los proyectos desarrollados entre 2015 y 2021 que fueron enmarcados dentro de este programa, así como revisar los logros conseguidos y construir planes futuros.

La feria se llevó a cabo entre el 26 y el 28 de enero, pero permanece disponible al público hasta julio de 2021. Cualquier persona interesada en este proyecto puede registrarse en el siguiente enlace, y consultar tanto el stand de CITICAN como los muchos otros que se presentaron al programa:

Copernicus Marine Service

Si tienes alguna duda a la hora de acceder, de encontrar nuestro stand, o sobre el proyecto o el programa en sí, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Leer Más

Los ministerios de Transición Ecológica y de Industria, Comercio y Turismo han comunicado a los promotores del proyecto BAHIA ZERO, MOVILIDAD MARÍTIMA SOSTENIBLE, impulsado por Metaltec Naval y la Autoridad Portuaria de Santander, su inclusión entre las propuestas que pretenden acceder a las convocatorias de manifestaciones de interés de los fondos europeos de recuperación tras el Covid, los denominados PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica). Para el desarrollo del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 55 millones de euros de inversión, se ha constituido un consorcio público privado del que forma parte el Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN).

 

Junto a CITICAN participan en el proyecto Bahía Zero las empresas Ecopuerto Marina Camargo, Copsesa, Ambar Telecomunicaciones, Cisga, Viavox, Sarup Motor Sport, la Universidad de Cantabria a través de la Escuela de Náutica y el Departamento de Óptica, la Universidad Europea del Atlántico, el Clúster TERA, Logos Energía y Scoobic Urban Mobility. A este conglomerado empresarial hay que sumar el apoyo institucional del Gobierno de Cantabria a través de la Consejería de Industria, la Delegación de Gobierno en Cantabria, los Ayuntamientos de Santander, Camargo, Astillero y Marina de Cudeyo, Banco Santander, Iberdrola, EDP, CEOE Cantabria y la Cámara de Comercio de Santander.

 

“BAHIA ZERO. MOVILIDAD MARITIMA SOSTENIBLE” es un proyecto público privado, que aunque en su fase inicial se plantea que se aborde en la Bahía de Santander puede ser fácilmente escalable a otras bahías y/o zonas portuarias del litoral español. Se trata de un proyecto integrador, es decir, un conjunto de proyectos estructurados dentro de una actuación conjunta que comparten el mismo objetivo de movilidad sostenible.

BAHIA ZERO se plantea desde una doble perspectiva, por una parte, la preservación del espacio litoral y los recursos hídricos de la Bahía de Raos en Cantabria y su entorno (en la actualidad en un preocupante estado de mantenimiento y/o abandono), movilizando inversiones para reducir la vulnerabilidad de sus espacios naturales costeros y maximizando de manera equitativa el bienestar social y económico resultante, sin comprometer la sustentabilidad de los ecosistemas vitales.

Así mismo BAHIA ZERO aglutina un conjunto de actuaciones, entorno a la movilidad sostenible orientadas hacia el impulso de intermodales y líneas transporte marítimo intraportuario de pasajeros y mercancías sostenibles y ecológicas en el entorno de la bahía de Santander en Cantabria, así como en los municipios colindantes con marinas deportivas de Santander, Camargo, Astillero y Marina de Cudeyo, entre otros. Asimismo, se incorporan proyectos de logística de última milla que intercalan transporte marítimo sostenible y vehículos ligeros eléctricos para el transporte de paquetería en el entorno de la bahía de Santander.

En definitiva se trata de un proyecto totalmente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de una colaboración público privada, para impulsar la competitividad de la industria naval, modernizando su tejido productivo y reforzando su capacidad de generación de empleo altamente cualificado. Todo ello desde una perspectiva de impulso de proyectos sostenibles e innovadores que priorizan un crecimiento económico sustentado en actividades de alto valor añadido, desarrollando nuevos modelos de negocio en nuevos nichos de mercado altamente competitivos y desde una perspectiva de sostenibilidad y de regeneración de los activos marinos del entorno de la bahía de Santander y recuperación ambiental del entorno. En definitiva, un proyecto con un importante efecto multiplicador capaz de movilizar directa e indirectamente una gran cantidad de recursos económicos en la región.

BAHIA ZERO, como proyecto tractor, pretende contribuir claramente al crecimiento económico, al empleo y a la competitividad de la región de Cantabria, apostando por un nicho de mercado infra invertido en la actualidad, y para cuyo desarrollo es clave la colaboración público-privada al objeto de impulsar las iniciativas complementarias necesarias para sustentar los mimbres precisos básicos para el lanzamiento y puesta en marcha de la iniciativa. Todo ello en un entorno, el del puerto deportivo Marina del Cantábrico, en Camargo (Cantabria) que es la infraestructura náutica más importante de la cornisa cantábrica, con una extensión total de 460.000 metros cuadrados, de los cuales, gran parte se halla infrautilizado y con un grado importante de deterioro.

Esta estrategia de tracción industrial en el sector marítimo intraportuario, pivota sobre un conjunto de actuaciones centradas en la descarbonización del transporte intraportuario de pasajeros y mercancías en el entorno de la bahía de Santander, a través del impulso de embarcaciones propulsadas únicamente por energías renovables y la instalación de infraestructuras ecológicas y sostenibles y el transporte de paquetería de última milla a través de sistemas ecológicos y mixtos de transporte marítimo sostenible y terrestre eléctrico.

El presente proyecto tractor cuenta con una orientación empresarial e industrial clara hacia la mejora de la competitividad del sector de construcción naval y su industria auxiliar, tomando como piloto la Comunidad Autónoma de Cantabria, pero con la idea de poderlo extrapolar a nivel nacional a otras comunidades autónomas que cuenten con ciudades o municipios en los que se ubiquen puertos de transporte intraportuario de mercancías y/o pasajeros, así como marinas deportivas en funcionamiento.

El desarrollo de este proyecto global de movilidad marítima sostenible cuenta con subproyectos piloto que sirven como demostradores del impacto empresarial y económico de la iniciativa. A título de ejemplo de enuncian: la construcción de un Astillero 4.0. para el impulso de embarcaciones con cero emisiones de CO2, la puesta en marcha de una planta fotovoltaica en el entorno de la bahía, la construcción de intermodales interconectadas digitalmente tanto con los pasajeros como con las propias embarcaciones, el desarrollo de un proyecto de logística para el transporte de paquetería de última milla combinando transporte marítimo sostenible y transporte terrestre eléctrico, turismo marítimo sostenible, etc.

El proyecto tractor BAHIA ZERO pretende liderar la innovación marítima sostenible futura en Europa con soluciones reales de movilidad, sustentadas en las energías renovables como nueva fuente de consumo verde, sin huella de carbono en contraposición con la actual situación del sector a nivel regional y nacional. Para el éxito de la iniciativa, resulta preciso también la colaboración pública al objeto de diseñar estrategias que faciliten los procesos de transición a las navieras, para apostar con vehículos marinos que minimicen su impacto medioambiental.

En concreto el proyecto tractor BAHIA ZERO, MOVILIDAD MARÍTIMA SOSTENIBLE, se compone de los siguientes ejes de actuación:

  • Proyecto para la construcción de embarcaciones electro solares (transbordadores) y puesta en marcha de nuevas líneas para el transporte de pasajeros y mercancías (última milla) en el entorno de la bahía de Santander, contemplando los municipios de Santander, Camargo, Astillero y Marina Medio Cudeyo en Cantabria.
  • Proyecto para la construcción de un Astillero tecnológico 4.0.
  • Proyecto para la implantación de nuevas infraestructuras para coordinar la estrategia de movilidad marítima de pasajeros y mercancías (última milla) en el entorno de la bahía de Santander.

De manera añadido y dentro de la estrategia de impulso de infraestructuras sostenible, dada la proximidad de infraestructuras se plantea una actuación complementaria:

  • El Aeropuerto Internacional Seve Ballesteros está situado junto a Marina del Cantábrico. Este proyecto tractor plantea la unión entre terminales Aeropuerto – Terminal Intermodal Marina de Raos mediante la construcción de una línea con un vehículo eléctrico y autónomo (tranvía), creando una solución de movilidad inédita en Europa.
  • Proyecto para el impulso de una nueva actividad industrial centra en el transporte de mercancías de última milla a través de un sistema mixto de movilidad marítima sostenible y transporte eléctrico terrestre.

Proyectos complementarios de Turismo sostenible, como solución para la recuperación ambiental de la marina de Raos:

  • Proyecto RoomBoat (apartamento flotante): es un producto que va a revolucionar el concepto de turismo familiar en primera línea de costa.
  • Impulso y construcción de un Área de Autocaravaning. La instalación se completa con una planta solar fotovoltaica con capacidad de generar 1,8 Mw/h anuales.
  • Dentro de la estrategia para la recuperación del entorno de la marina de Raos se plantea como actuación complementaria, la apuesta por el transporte eléctrico: Proyecto para la construcción de un campo de pruebas para el testado de propulsiones alternativas no contaminantes y para vehículos autónomos. También se contempla la puesta en marcha de un Centro Tecnológico I+D para vehículos eléctricos.
  • Proyecto instalación práctica deportiva y ocio de surf.

CITICAN apoya el proyecto BAHÍA ZERO, desde de su compromiso con la innovación y el desarrollo sostenible.

Leer Más

Tres directoras generales del Gobierno de Cantabria han girado visita al campus de la Universidad Europea del Atlántico, donde han mantenido una serie de reuniones con representantes de los diferentes departamentos de la institución, así como del Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN).

Se trata de María Luisa Pascual, directora general de Desarrollo Rural; Marta López, directora general de Pesca y Alimentación y Beatriz Fernández, directora general de Ganadería, quienes se han entrevistado con el rector, Rubén Calderón y los directores académicos de los grados relacionados con la industria alimentaria, en especial, los de Nutrición Humana y Dietética, Iñaki Elio, e Ingeniería de las Industrias Agrarias y Alimentarias, Marcos Hernández.

De igual modo, recorrieron los laboratorios del campus en compañía de la directora de relaciones institucionales de UNEATLANTICO, Elena Palacio y la responsable de CITICAN, María Luisa Sámano, quien les puso en antecedentes en torno a los proyectos de investigación que se desarrollan en estas instalaciones, como complemento a la formación de futuros profesionales del sector. En todas estas iniciativas son clave la búsqueda de la innovación y la especialización en servicios de apoyo a las empresas.

CITICAN dispone de importantes infraestructuras y un personal profesionalizado para proporcionar servicios de apoyo a la empresa y a la industria alimentaria de Cantabria, con el potencial investigador que aportan los laboratorios de Bromatología y Tecnología de Alimentos, Técnicas culinarias, Bioquímica y Fisiología, Microbiología, Biología Celular y Molecular, así como el Centro de Atención Nutricional.

La responsable de CITICAN informó a las tres directoras generales sobre el servicio de Investigación en Industrias Agroalimentarias que tiene como propósito buscar alternativas productivas para favorecer una incorporación de las iniciativas de desarrollo sostenible en las empresas del sector. Para conseguir este objetivo, se analizan los residuos y subproductos que se generan a lo largo de la cadena agroalimentaria y se determina cómo pueden utilizarse, tanto en la industria agropecuaria como en la alimentaria, o bien para transformar dichos residuos y subproductos en nuevas materias primas destinadas a otros sectores

Finalmente, se propuso entre las principales líneas de colaboración entre UNEATLANTICO y las áreas de las tres directoras generales, la encaminada a identificar necesidades comunes entre las pequeñas industrias alimentarias de Cantabria y trabajar en proyectos que puedan reportar beneficios comunes, minimizando el coste individual de la I+D necesaria para ello.

Leer Más

El Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN) ha completado de manera óptima los procesos que acreditan a la institución dentro de las certificaciones ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 e ISO 45001:2018.

La norma ISO 9001:2015 establece una serie de principios de gestión de la calidad que están enfocados sobre la mejora continua, el diseño de los procesos y la satisfacción del cliente. Por su parte, la norma ISO 14001:2015 pone de manifiesto los principios aplicables por aquellas entidades que están interesadas en implementar una política ambiental enfocada a la sostenibilidad. Y finalmente, la norma ISO 45001:2015 es el estándar ISO orientado hacia la salud y seguridad ocupacional en la empresa.

Estas certificaciones que el Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria ha obtenido, tienen una vigencia de tres años, llevándose a cabo auditorías de mantenimiento con periodicidad anual.

ISO son las siglas en inglés de International Organization for Standardization. Se trata de la Organización Internacional de Normalización o Estandarización, y se dedica a la creación de normas o estándares para asegurar la calidad, seguridad y eficiencia de productos y servicios. Son las llamadas Normas ISO. En la actualidad, la Organización Internacional de Normalización está presente en 193 países y es una institución de carácter no gubernamental e independiente. Tiene redactadas más de 22.000 normas ISO que abarcan todas las industrias, desde tecnología y seguridad alimentaria, hasta agricultura y salud.

La implementación del Sistema Integrado de Gestión trae consigo beneficios estructurales, potencia la participación de la alta dirección de la empresa y genera confianza hacia los clientes. En este caso, los procesos de acreditación han sido liderados por el Departamento de Calidad y han culminado con éxito en las tres áreas solicitadas, ninguna de las cuáles tiene carácter obligatorio.

Leer Más

El Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN), el Centro Tecnológico de Componentes (CTC) y la Universidad Europea del Atlántico (UNEATLANTICO) han firmado un convenio de colaboración para trabajar de manera conjunta en la innovación y desarrollo de proyectos.

El acuerdo se celebró el martes 15 de diciembre en las instalaciones del CTC, donde asistió Jesús Arzamendi, presidente de CITICAN, Beatriz Sancristobal, directora del CTC y Rubén Calderón, rector de UNEATLANTICO.

Esta colaboración permite al CITICAN y la Universidad establecer vías para promocionar, difundir y apoyar la innovación de Cantabria junto al CTC, abriendo puertas a nuevos proyectos para contribuir a resolver los retos del tejido industrial empresarial de la región.

Arzamendi hizo hincapié en la necesidad de “facilitar y crear una red de comunicación y, sobre todo, un consorcio  para poder participar en diferentes proyectos donde cada parte pueda aportar la experiencia y el conocimiento en diferentes campos”.

Del mismo modo, Beatriz Sancristobal destacó “el placer que supone para CTC la firma de este convenio que busca colaborar con los diferentes agentes de la región a través de la innovación, investigación y desde el punto de vista académico“. Según la directora del CTC, este convenio “es una oportunidad de desarrollar proyectos conjuntos más ambiciosos y que puedan dar respuesta a las necesidades de las empresas. Ese es el objetivo común que nos marcamos”.

A su vez, Rubén Calderón comentó que “la vocación de la Universidad y de CITICAN es colaborar con el tejido investigador de Cantabria, tejer redes de conocimiento e investigación, lo que por otra parte viene desarrollando FUNIBER -fundación promotora de la Universidad-, desde hace décadas en 37 países y 4 continentes”.

Con este convenio, se abren nuevas oportunidades para ampliar el Plan de Actuación de CITICAN, que pretende, entre otras cosas, impulsar la competitividad e innovación de las empresas de Cantabria a través de la I+D+i.

Leer Más

Un equipo formado por investigadores del Centro de Investigación y Tecnología Industrial de Cantabria (CITICAN) en colaboración con el área de Formación del Profesorado de la Universidad Europea del Atlántico desarrollará un proyecto científico que tiene por objeto optimizar el aprovechamiento de los teléfonos móviles en las aulas de Educación Primaria.

Se trata del proyecto KOULU, que está cofinanciado por el Gobierno de Cantabria a través de la Sociedad para el Desarrollo Regional de Cantabria (Sodercan), y utiliza una nueva tecnología para el aprovechamiento de los móviles en el aula, reafirmando la figura del docente en el contexto educativo actual.

El estudio busca construir un modelo para una formación docente que pueda asumir el rol transformador del profesor, exigido por la Unión Europea y recomendado por la UNESCO, apoyado en el aprovechamiento de las Tecnologías Digitales. Esta herramienta permitirá a los responsables de la gestión de los centros educativos promover una educación de excelencia, alineada tanto con las necesidades de formación detectada por el cuerpo docente, como preparar a nuestros jóvenes para los desafíos de la sociedad digital del futuro.

Masificación en el uso diario

La presencia del teléfono móvil en el aula genera, hasta ahora, posturas contradictorias en la comunidad educativa, que van desde la prohibición hasta el intento de integrar esta tecnología digital en el aula. Según el Instituto Nacional de Estadística, un 75 % de los niños españoles de 12 años usan el móvil diariamente y, al mismo tiempo, es evidente la masificación de su uso en el mundo con más de cinco mil millones de terminales y más de dos mil millones de usuarios de Smartphones, tal y como ha constatado Statista en 2019.

Lo cierto es que los teléfonos móviles suponen un nuevo desafío pedagógico y didáctico para los docentes porque tienen un enorme potencial para enriquecer el aprendizaje y pese al incremento de la inversión para la introducción de equipamiento y material digital en las aulas, por parte del Ministerio de Educación o las Autonomías desde el año 2009 -sobre todo a partir del programa Escuela 2.0-, la experiencia de su incorporación a los sistemas educativos en los últimos veinte años ha demostrado poco efecto en la calidad de la educación. Así lo refleja un informe de la UNESCO sobre las TIC en educación (2013).

Según los expertos, parte de la falta de impacto positivo de las TIC en la educación se debe a la poca integración metodológica de la tecnología en los planteamientos pedagógicos de los docentes: la falta de enfoque pedagógico no permite que el proceso de trabajo con los móviles sea eficiente.

bandeirantes

Leer Más